Lucis Trust / Escuela Arcana / El Puente Eléct... / La Circulación... / Parte 2  

La Circulación Sanguínea Cósmica - Parte 2

Continuación de la Parte 1 - La Circulación Sanguínea Cósmica

El Plasma

Irving Langmuir

Irving Langmuir

Fue un momento de excepcional intuición, en los años 20, lo que condujo al químico industrial y laureado Nobel Irving Langmuir, a acuñar el término "plasma" para los gases electrificados que él investigaba, y que proliferan en el espacio interestelar. Él observó que estos gases llevan iones y electrones similares al plasma de la sangre, que lleva glóbulos rojos y blancos. El plasma en el espacio y el plasma en la sangre son, en efecto, líquidos electrificados y ambos transportan energía y varias sustancias de una región a otra.

Hannes Alfven

Hannes Alfven

Otro laureado Nobel, el físico del plasma, Hannes Alfven, dijo que en la magnetosfera de la Tierra “existen finas capas, bastante estables, que separan regiones de diversa magnetización, densidad, temperatura, etc.….Es difícil evitar la conclusión de que fenómenos similares existen también en regiones más distantes. Esto obliga a dar una estructura celular general al espacio (o más correctamente, una estructura de membrana celular).” 1

Dado que la enseñanza de la Sabiduría Eterna ve el espacio como una entidad, el descubrimiento de membranas celulares eléctricamente producidas en el espacio es altamente significativo. Y si juntamos los pensamientos de estos dos grandes científicos, tenemos la premisa de que a través de la estructura celular del espacio existe un flujo arterial de electricidad, formando un circuito intergaláctico enorme o una circulación sanguínea cósmica. En nuestro propio rincón de la galaxia, el Sol forma un subcircuito dentro de este circuito galáctico, recibiendo y emitiendo un flujo de partículas cargadas que circulan dentro y fuera de las regiones polares de todos los planetas, reflejando en el macrocosmos la forma en que las células sanguíneas fluyen del corazón a todos los otros órganos del cuerpo.

“De esta manera, durante el período solar manvantárico, o vida, hay una circulación regular del fluido vital de un extremo al otro de nuestro Sistema, del cual el Sol es el corazón, como la circulación de la sangre en el cuerpo humano; contrayéndose el Sol tan rítmicamente como lo hace el corazón humano después de cada vuelta de ella. Sólo que en vez de ejecutar su curso en un segundo, aproximadamente, emplea la sangre solar diez de sus años para circular, y un año entero para pasar por su aurícula y ventrículo antes de que ella bañe los pulmones y vuelva a las grandes arterias y venas del Sistema…La Astronomía conoce el ciclo fijo de once años en que aumenta el número de las manchas solares, siendo debido el aumento a la contracción del Corazón Solar… El fenómeno es semejante a la pulsación regular y sana del corazón, al pasar el líquido de la vida por los orificios de sus músculos. Si se pudiese hacer luminoso el corazón humano y hacerse visible el órgano viviente y palpitante, de modo que se obtuviera su reflejo sobre un lienzo, … entonces todo el mundo vería el fenómeno de las manchas solares repetirse cada segundo, y que son debidas a la contracción e ímpetu de la sangre.” 2

Existe una clara correspondencia entre el plasma eléctrico del espacio y la circulación sanguínea mamífera, siendo también esencialmente esta última un fenómeno eléctrico. Citando de nuevo a HPB:

“… Los glóbulos rojos son gotas de líquido eléctrico, la transpiración que exuda fuera de cada célula de los varios órganos, y son causados por la exudación de la acción eléctrica. Son la progenie del principio Fohatico. “ 3

Los glóbulos rojos, algunos con nanopartículas unidas, fluyen en la circulación sanguínea.

Los glóbulos rojos, algunos con nanopartículas unidas, fluyen en la circulación sanguínea.

Aunque la ciencia médica sostiene actualmente que las células sanguíneas son fabricadas en la médula ósea (el bazo, el hígado y nodos de linfa en el embrión), son de hecho, una precipitación directa del vehículo del alma en su propio plano - átomos de vida en estado embrionario de las corrientes vitales que circulan alrededor del vehículo causal. Éstos descienden a través de los vehículos de la personalidad, para circular, alternativamente alrededor del cuerpo etérico antes de precipitarse finalmente en cada célula de los órganos del cuerpo físico por la acción eléctrica. “La electricidad es el fantasma o la sombra de la materia en movimiento”, y detrás del sistema circulatorio sanguíneo actúa una corriente eléctrica, la interfaz entre el cuerpo físico y etérico del hombre.

Es interesante ver cómo los científicos están a punto de descubrir de qué forma manipular la materia para que la sangre pueda precipitarse de los éteres al laboratorio. Recientemente los investigadores de la universidad de Manchester, han desarrollado una nueva técnica que utiliza la electricidad para diseñar médula ósea. “Variando el voltaje y usando diversas formas, las células puede ser colocadas y apiladas una encima de la otra sobre cualquier patrón. Varios campos eléctricos pueden también utilizarse para atraer diversos tipos de células. Pero lo más importante de todo es el hecho de que las células se pueden mantener vivas y activas.” El doctor Markx dice: “Hemos probado los trabajos de esta técnica y hemos creado algunas estructuras de Hematon muy simples en el laboratorio. Si esto lo podemos perfeccionar entonces será posible crear médula ósea artificial fuera del cuerpo y producir cualquier grupo sanguíneo. 4

Veremos si esta gracia le es concedida a la humanidad en su actual etapa de evolución, por ahora es simplemente interesante observar este amplio espectro del descubrimiento científico. A nivel microcósmico tenemos el plasma sanguíneo, unido inextricablemente a electricidad, mientras que a nivel macrocósmico existe el plasma, formando patrones y formas de gran energía en el espacio. Ambos tipos de plasma actúan como agencias transportadoras y evolucionan en formas complejas e imprevisibles a través del comportamiento dinámico interactivo. Sin embargo, a pesar de esta complejidad ambos son gobernados por leyes relativamente simples y bien definidas que serán exploradas en la actualidad. El pensamiento inmediato y notable es que el plasma que impregna el espacio, lejos de ser un gas sin vida y disperso al azar, es más semejante al plasma sanguíneo. Un elemento vivo que cumple resueltamente con su papel circulatorio dentro del cuerpo de una entidad cósmica.

Continúa en la Parte 3

-----------------------------------

  1. Cosmology: Myth or Science? H Alfven
  2. La Doctrina Secreta vol 1, págs 541-542. H P Blavatsky (versión inglesa(
  3. Collected Writings vol XII, p. 700. H P Blavatsky
  4. http://www.bbc.co.uk/manchester/content/articles/2006/06/22/220606_electrical_tissue_feature.shtml