Lucis Trust / Escuela Arcana / El Puente Eléct... / La Circulación... / Parte 3  

La Circulación Sanguínea Cósmica - Parte 3

Continuación de la Parte 2 - La Circulación Sanguínea Cósmica

De la Corriente Sanguínea Cósmica a la Microcósmica

El plasma espacial tal como se discutió en la sección anterior, no es sino la contraparte más burda de una “sustancia eléctrica más radiante”, a la que generalmente se hace referencia en los textos esotéricos como el éter.Y es el aspecto activo de este éter el que forma el verdadero flujo circulatorio divino o corriente sanguínea de la entidad cósmica desconocida.Las corrientes eléctricas que circulan a través del plasma del espacio simplemente están reflejando el movimiento eterno del éter a un nivel más denso de la manifestación cósmica.

Estas corrientes etéricas del espacio están formadas principalmente por hidrógeno y oxígeno, solamente que en una forma más sutil que la que la ciencia reconoce en nuestra atmósfera.

  “Antes de que estos gases se conviertan en lo que son en nuestra atmósfera, son Éter interestelar…El Hidrógeno, un gas muy inflamable, y el Oxígeno, que produce combustión, forman agua, la cual es una de las formas de la fuerza primordial o fuego, en una forma fría o latente y fluida”.En sus formas superiores, el hidrógeno es “el elemento primario… el más cercanamente relacionado con el protilo… y el oxígeno infunde el fuego de la vida en la “Madre” por incubación.Son el Espíritu, el noúmeno de eso que se convierte en sus formas más burdas en oxígeno e hidrógeno en la Tierra” 1  

A medida que estas formas sutiles de Hidrógeno y Oxígeno se precipitan desde el éter, forman una nube o vapor a partir del cual se secreta una forma enrarecida de ozono actualmente desconocida en química, pero considerada por los guías de la raza como el elixir de la vida.La interacción eléctrica de esta forma superior de ozono con la sustancia física, resulta en la producción de sangre:

ETER > VAPOR > OZONO > ELECTRICIDAD ANIMAL > SANGRE ANIMAL 2

Curiosamente, durante muchos años se han hecho muchas afirmaciones sobre el valor médico de la forma mundana de ozono conocida actualmente por la ciencia, considerando algunos doctores y bioquímicos que tiene unas notables propiedades curativas. Durante algún tiempo, la terapia con ozono ha sido popular. En esta terapia el gas producido por oxígeno de grado médico, es administrado en pequeñas y precisas dosis terapéuticas en la sangre. Hasta la fecha, los investigadores no están seguros de si el ozono tiene un papel fisiológico natural, pero la dirección instintiva de su búsqueda se correlaciona con las enseñanzas ocultas. Estudios realizados por el Dr. Paul Wentworth Junior y sus colegas en el Scripps Research Institute en Estados Unidos, les han llevado a creer que el ozono es creado de forma natural en el ser humano por los neutrófilos –el tipo más abundante de células blancas 3 Si se confirma que el ozono es producido verdaderamente de forma endógena por estas células blancas en el sistema inmune humano, incluso los escépticos han convenido que esto tendría un gran significado y daría mérito al concepto del ozono como una medicina. Mientras que se sabe que el oxígeno terrestre en forma de ozono tiene efectos tóxicos si se administra al ser humano excepto en pequeñísimas cantidades, una joven ciencia parece estar emergiendo, y si esto llevase al descubrimiento del alótropo superior del ozono como se menciona más arriba, enormes propiedades vivificantes serían traídas a la humanidad.

Las Aguas del Espacio

Habiendo explorado brevemente la conexión acuosa entre el éter y la corriente sanguínea, observando que el hidrógeno y el oxígeno son los elementos constituyentes de ambos, no es sorprendente que la idea del agua sea a menudo usada para describir la naturaleza del éter en los textos esotéricos: En la palabras del Tibetano:

  "“Hemos generado un término que llamamos éter. Hablando ocultamente, esta es la forma moderna de expresar “las aguas del espacio”, que son las aguas del deseo, en el cual estamos sumergidos". 4  

Términos como el de “las aguas del espacio” y “las aguas del deseo” son formas antiguas pero efectivas de describir el éter como un medio creativo que se transforma en un fluido eléctrico activo cuando es impregnado por la voluntad cósmica y el deseo. Verdaderamente, leemos en el Génesis que “el Espíritu de Dios se movió sobre la superficie de las aguas”, y así empezó la historia de la Creación.

Creación de Wieslaw Sadurski

El Hombre, habiendo sido hecho a imagen de Dios, es también un agente creativo, y su voluntad y su deseo para crear están impregnados similarmente en su cuerpo etérico (el éter que rodea e interpenetra su cuerpo físico) antes de ser precipitado eléctricamente en su corriente sanguínea mediante las glándulas endocrinas. El noventa por ciento del plasma sanguíneo está formado por agua cuyos elementos constituyentes, hidrógeno y oxígeno, transportan la carga eléctrica del fuego primordial o éter a través del cual el hombre subjetivo se manifiesta en el mundo objetivo. La sangre es literalmente el aspecto vida, roja con el deseo, y la cualidad del deseo, que el hombre precipita continuamente en su torrente sanguíneo, determina la finura o la aspereza de su cuerpo físico a través del cual se expresa.

Igual que la sangre es un medio a través del cual la voluntad y el deseo del hombre son traducidos en expresión activa, así un proceso similar puede ser detallado a nivel cósmico. El deseo, cósmico o mundano, es una fuerza animadora y su presencia en el éter universal genera movimiento y resulta en creatividad de algún tipo. Cuando la voluntad y el deseo de una vida cósmica impregnan el éter, la presión hacia abajo de estas ondas cósmicas funde pizcas de éter en cargas eléctricas. La idea cósmica es así propulsada en un estado plasmático volátil tras el cual posteriormente se estabiliza para después vestirse y ocultarse en una vestidura de materia física, líquida y gaseosa. Aquí tenemos los cuatro estados de la materia que dan forma a una idea en el plano físico y corresponden a los cuatro elementos de los antiguos: fuego, aire, agua y tierra.

Fuego/Plasma > Aire/Gaseoso > Agua/Líquido > Tierra/Físico

Cosmic Wavesby Wieslaw Sadurski

Ondas Cósmicas de Wieslaw Sadurski

Continuación en la Parte 4

-----------------------------------

  1. La Doctrina Secreta vol 1, p. 626 - ed. inglesa, H P Blavatsky
  2. Nota al pie de "Psycho-Physiological Notes "H P Blavatsky [ The Theosophist, Vol. V, No. 3(51), December, 1883, pp. 81-83]
  3. http://www.eurekalert.org/pub_releases/2003-02/sri-sas022703.php
  4. Tratado sobre Magia Blanca, p. 275 - ed. inglesa, A A Bailey