Lucis Trust / Actividades de... / e-folletos / Tiempo de Expectativa  

Tiempo de Expectativa

La humanidad atraviesa hoy un culminante momento de cambio, con todo el dolor, caos y ruptura que de ello resulta. Las formas antiguas se están extinguiendo, y las nuevas surgen a la vida. En tales períodos de transición, previos a la inauguración de una nueva era, siempre emerge un Instructor, un Salvador del Mundo, un Iluminador, un Avatar, un Intermediario y Transmisor, un Cristo. La época actual no será excepción a esta antigua regla y ley universal.

Durante siglos, la reaparición de un Instructor Mundial ha sido anticipada por los fieles a lo largo de todo el mundo – por los cristianos, y por quienes buscan a Maitreya, al Bodisatva, al Mesías y al Imam Mahdi. Tal Instructor será alguien que se identificará con la lucha humana, comprenderá completamente estos tiempos y conocerá las profundidades y laberintos del corazón humano. Él o Ella vendrá para la humanidad entera.

Los grandes instructores del pasado han conducido a la humanidad hacia una mayor luz, trayendo la revelación a su época. El próximo Instructor Mundial traerá una revelación que hable a nuestro tiempo, empleando los sistemas mundiales de comunicación disponibles, y así "cada ojo verá, y cada oído oirá".

Hoy somos testigos de un florecimiento del espíritu humano. La humanidad misma está preparando el camino para Aquél que Viene mediante la inserción de cambios dentro de todos los aspectos de la existencia humana. El reconocimiento espiritual y su aplicación a la vida son la gran necesidad de la actual preparación para su reaparición.

Se dijo que el Instructor vendrá cuando se haya restaurado la paz en alguna medida, cuando el principio del compartir esté en vías de controlar los asuntos económicos, y cuando los grupos políticos y religiosos hayan comenzado el proceso de depuración. La venida también dependerá
del llamado de todos los que participan de un propósito común, con esperanza y expectación.

Una grande y antigua plegaria se ha impartido a la humanidad a fin de ayudarla a preparar el terreno para tal reaparición. Se trata de una plegaria mundial de extraordinaria potencia. Mediante el empleo y distribución diarios de la Gran Invocación nos sumamos a esta labor preparatoria, y nos unimos como Humanidad Una. Se nos pide contribuir, con energía y luz, a este servicio al mundo.

LA GRAN INVOCACIÓN *

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios
Que afluya luz a las mentes humanas
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios
Que afluya amor a los corazones humanos
Que Aquél que Viene retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida
Que el propósito guíe a todas las pequeñas voluntades humanas
El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza humana
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

* LO QUE ANTECEDE ES UNA VERSIÓN LIGERAMENTE ADAPTADA DE LA GRAN INVOCACIÓN. HOMBRES Y MUJERES DE BUENA VOLUNTAD EMPLEAN HOY ESTA INVOCACIÓN EN SU PROPIA LENGUA. ¿SE UNIRÍA USTED A ELLOS, MEDIANTE EL USO DIARIO DE ESTA INVOCACIÓN, CON CONCENTRADO PENSAMIENTO Y DEDICACIÓN?

Promueva por favor el flujo de buena voluntad y envie este enlace a un amigo.