Lucis Trust / Actividades de... / e-folletos / La Jerarquía de Luz  

La Jerarquía de Luz

A través de los tiempos, la literatura, los mitos y las enseñanzas espirituales han transmitido la idea de un grupo de seres sabios e iluminados que actúan detrás de la escena para guiar al planeta. Este grupo, conocido bajo variados nombres tales como la Jerarquía espiritual, los Maestros de Sabiduría, y los Hermanos Mayores, siempre ha surgido en tiempos de crisis, y hoy no será de diferente manera. Grandes instructores como Sócrates, Sri Krishna, Mahoma, Buda y Cristo, han sido todos miembros de la Jerarquía.

Al atravesar este difícil período de transición, nuestro futuro está aún por definirse. Y le corresponde a la humanidad aceptar la responsabilidad de instituir los cambios necesarios para que podamos comenzar a vislumbrar nuestras posibilidades espirituales más elevadas. Así quedará despejado el camino para que estos grandes instructores retornen a la actividad del plano físico. Por consiguiente, es importante que un número creciente de personas conozcan la realidad de la Jerarquía, así como qué clase de individuos son realmente los Maestros de Sabiduría.

En la Sabiduría Antigua los Maestros han sido descritos como la "rara florescencia de una generación de buscadores". Ellos trabajan principalmente detrás de la escena, protegidos en remotos parajes de la Tierra, y resulta fútil, por lo tanto, emprender su búsqueda en el plano físico. Son individuos de extraordinarias capacidades. A través de repetidas experiencias de vida en la forma, bajo la Ley de Renacimiento, con el tiempo alcanzaron el auto-dominio, liberándose a sí mismos de las limitaciones de la existencia humana ordinaria y penetrando en un estado superior de conciencia. Debido a su relativa libertad, poseen una tremenda habilidad en el manejo de la energía espiritual — de allí su poder para servir, amar y sanar.

La Jerarquía podría ser comparada con un gran ejército que trabaja por la elevación mundial. Sus miembros son la inspiración para los superlativos cambios que se están implementando hoy en el mundo, y sin embargo no buscan reconocimiento por su labor. Mediante el proceso de impresión espiritual ejercen influencia sobre los líderes y pensadores progresistas cuyas mentes y corazones se encuentran receptivos a las ideas innovadoras que afluyen a la conciencia humana. Su trabajo abarca todos los aspectos de nuestra vida planetaria — política, educación, religión, arte, ciencia, psicología y economía.

Los Maestros trabajan para lograr sus objetivos de manera deliberada y libres de todo sentido de apresuramiento, aunque sí cuentan con un límite temporal basado en la ley de los ciclos. Hay períodos de gran oportunidad que la Jerarquía no deja de aprovechar, y el período actual es uno de ellos. En las próximas décadas sus miembros comenzarán el proceso de exteriorización, emergiendo en el plano físico. Caminarán una vez más entre los seres humanos, ayudando a inaugurar una nueva era y preparar la conciencia humana para la reaparición del Instructor Mundial.

Tal exteriorización será causa de tremendos cambios. Gracias a la guía iluminada de la Jerarquía, el curso de los asuntos humanos se volverá inexorablemente hacia la luz y el reconocimiento del Plan divino. Esto se demostrará de forma muy fehaciente a través del establecimiento de rectas relaciones humanas y buena voluntad entre todos los seres humanos.

La humanidad juega un papel muy importante en la preparación para la exteriorización. Una manera de cooperar consiste en el empleo diario y la distribución de la Gran Invocación, una de las plegarias más antiguas y poderosas dadas alguna vez a la humanidad. Todo aquel que la emplee producirá poderosos cambios tanto en sí mismo como en su entorno. Millones de personas han hecho uso de ella desde 1945, y en este momento se encuentra ya traducida a casi 70 idiomas. Constituye la herramienta más potente de la que disponemos para la transformación planetaria durante estos tiempos de expectativa.

LA GRAN INVOCACIÓN*

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios
Que afluya luz a las mentes humanas
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios
Que afluya amor a los corazones humanos
Que Aquél que Viene retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida
Que el propósito guíe a todas las pequeñas voluntades humanas
El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza humana
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

* LO QUE ANTECEDE ES UNA VERSIÓN LIGERAMENTE ADAPTADA DE LA GRAN INVOCACIÓN. HOMBRES Y MUJERES DE BUENA VOLUNTAD EMPLEAN HOY ESTA INVOCACIÓN EN SU PROPIA LENGUA. ¿SE UNIRÍA USTED A ELLOS, MEDIANTE EL USO DIARIO DE ESTA INVOCACIÓN, CON CONCENTRADO PENSAMIENTO Y DEDICACIÓN?

Promueva por favor el flujo de buena voluntad y envie este enlace a un amigo.