Lucis Trust / Actividades de... / Buena Voluntad... / Buena Voluntad... / Los Derechos Humanos  

Los Derechos Humanos y Las Correctas Relaciones Humanas

NOSOTROS, LOS PUEBLOS DE LAS NACIONES UNIDAS, DECIDIMOS...

Reafirmar nuestra fe en los derechos fundamentales de los hom­bres,

en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de los

derechos de los hombres y las mujeres, así co­mo los de las naciones

ya sean grandes o pequeñas...

Es así como está formulada la CARTA DE LAS NACIONES UNIDAS. Pero si queremos ayudar a la transformación de las condiciones de la vida y de la conciencia del Ser Humano, y para ello es necesario reflexionar más sobre la profunda significación espiritual de esta Meta.

La poderosa Nota Clave de la Libertad, en el seno de la era moderna, ha sido concretizada por la revolución, el rechazo de la ortodoxia y la presente necesidad de cambio, la experimentación y la experiencia directa, y por encima de todo, la lucha del ser humano por las derechos humanos. Como vamos desde una era de autoridad hacia la de la experiencia, los hombres y mujeres que buscan para los demás lo que piden para ellos - el derecho de la libertad de pensamiento, de palabra de religión y el derecho a condiciones de vida que permitirán la plena expresión de la dignidad, de la igualdad y de la fraternidad de toda la raza humana.

Es así que las grandes declaraciones históricas, comenzando por la CARTA MAGNA, incluyendo las declaraciones de las revoluciones Francesa y Americana, la Declaración de los Pueblos Trabajadores y Explotados adoptada en Rusia en 1918, la Declaración Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas de 1948, son todos signos del reconocimiento por el hombre, de su humanidad esencial y de su preocupación por sus hermanos.

El hecho de que estas grandes afirmaciones de intención hayan tenido tanto eco en la conciencia humana, demuestra su poder espiritual esencial y su origen divino. Estas han dado a la humanidad, finalidad, dirección y un ideal realizable. Son el equivalente, en los niveles Gubernamentales y de las estructuras sociales de las declaraciones de los instructores mundiales y guías religiosos, tales como el último Sermón de Buda, el Sermón de la Montaña, los Diez Mandamientos, Las Bienaventuranzas, las Ocho Vias de la Yoga o de Unión con el Alma.

El Principio de Libertad

Se ha dicho que, detrás de la trinidad de luz, amor y voluntad, que representa el concepto más elevado de la divinidad que el hombre es capaz de reconocer, se encuentra un principio mayor. Y este es el principio de la liberación, del cual, el anhelo del hombre por la libertad, que es un débil e inadecuado reflejo, pero no obstante, una respuesta clara y definida. Toda vida busca la liberación. Nuestra lucha moderna por los derechos humanos es una respuesta a la dirección de la vida misma, y esto representa de hecho su significado esencial. Por imperfecta que sea su expresión, por rudimentaria que sea la tentativa, la búsqueda de los "derechos humanos por una libertad mayor" es, en último análisis, uno de los más profundos impulsos espirituales de toda la historia humana.

A pesar de todo, los Derechos Humanos no existen sólo como "teoría". Sirva que deben ser expresados en la compleja red de las relaciones humanas, y a nivel mundial. Una declaración puede establecer la meta y actuar como un imán para el pensamiento de los hombres. La ley puede promover cierta actitud y ser restrictiva, limitar o castigar las formas más flagrantes de abusos. Pero ninguna ley o declaración puede, por sí misma, cambiar el pensamiento humano, eliminar los prejuicios ciegos, los intereses egoístas, o crear esa atmósfera de fraternidad y de buena voluntad, que es lo único que puede permitir la plena expresión de los Derechos Humanos. No se puede legitimar la supresión de un prejuicio ni el rechazo de la igualdad humana, como tampoco se puede crear la abundancia con un sólo golpe de lápiz. Por lo tanto, la salvaguardia de estos derechos depende del establecimiento de correctas relaciones humanas. Y las Justas Relaciones humanas están basadas en la tolerancia, la comprensión y la buena voluntad; en un sentido de responsabilidad hacia el bienestar de todos los hombres, basado en la voluntad de aceptar y de acoger la inmensa diversidad de la raza humana, y amar la libertad que permite a esta diversidad extenderse en la unidad de la totalidad mayor.

Transformar la Conciencia Humana

Si la expresión de los derechas humanos depende del establecimiento de las correctas relaciones humanas, las correctas relaciones humanas no pueden ser establecidas más que por la expansión de una nueva conciencia. San Pablo dice "Seréis transformados por la renovación de vuestros pensamientos." La transformación de la vida humana en este "planeta sufriente" no puede ser realizada más que por la transformación de la conciencia humana.

Hoy esta transformación de la humanidad está en curso de realización. Las grandes líneas de una síntesis planetaria, basadas en la interdependencia mundial, han aparecido. Pero la familia humana tiene que enfrentarse a graves problemas críticos y desesperados. Los Derechos Humanos, incluso si se los incluyese en las constituciones nacionales, están aún lejos de ser observados y establecidos. Las actitudes de prejuicios, de avaricia, de temor y desconfianza envenenan las relaciones entre los individuos, los grupos y las naciones.

Al celebrarse el cuadragésimo aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1998, la Asamblea General lanzó unánimemente una Campaña Mundial de Información Pública para los Derechos Humanos. La campaña pedía la creación de una cultura universal de Derechos Humanos que calara en las sociedades de todo el mundo. La campaña ha suministrado una oportunidad para un nuevo esfuerzo más consciente en educar al público para establecer correctas relaciones humanas y sobre las obligaciones sociales comunes y las responsabilidades del hombre hacia su hermano. También ha ayudado a concentrar la atención en los graves problemas mundiales que obstruyen el camino hacia un nuevo orden mundial, basado en las justas relaciones humanas y los derechos humanos. Otro acontecimiento importante posterior a la promoción de dicha cultura universal se logró cuando la Asamblea General adoptó la resolución de convocar una Conferencia Mundial sobre los Derechos Humanos, que tuvo lugar en Viena en 1993.

Quizás, la tendencia más inquietante, el problema más grave que confronta actualmente la humanidad, es el crecimiento del extremismo. Nuestros problemas mundiales de relaciones raciales, de pobreza, de superpoblación, de alimentación, deconflicto industrial, de guerras y de desarme, y nuestro fracaso, a escala mundial, para dar un mínimo de educación a la vasta mayoría de niños en el mundo, se combinan para crear un estado de frustración masiva. Los oprimidos y los desposeídos, inflamados por la visión de libertad y de derechos humanos, no pueden esperar mucho tiempo. Todos los que quieren cambiar la situación de los hombres y que trabajan por el establecimiento de correctas relaciones, se sienten también frustrados ante la inmensidad de los problemas mundiales y por la inercia casi general de los hombres y mujeres de buena voluntad que podrían ayudar eficazmente pero que elijen permanecer en silencio, inmersos en los problemas y los asuntos personales.

Mucho del extremismo existente es comprensible. Representa una reacción, el último recurso para perpetuar las condiciones intolerables. Pero también puede significar un revulsivo para el estado de letargo y el despertar la acción constructiva y es evidente que el punto culminante de la crisis humana produce precisamente esto. Pero ello es una espada de doble filo, puesto que por un lado alimenta el odio y la violencia, agrandando las divisiones, mientras que por otro crea y destruye la estructura ya débil de las relaciones establecidas entre las regiones en conflicto.

Hoy, el extremismo podría quedar fuera de control y una sociedad perturbarse completamente destruyendo no sólo el mal que trata de eliminar, sino también la nueva sociedad que sus representantes tratan de crear.Las salidas están estrechamente trazadas y queda muy poco tiempo para que los hombres y mujeres de buena voluntad puedan emprender una acción eficaz.

La Necesidad de los Derechos Humanos

La raza humana confronta cuestiones decisivas:

Primera: La cuestión de la libertad y de los derechos humanos. La Declaración Universal de los Derechos Humanos expresa muchos de los principios sobre los cuales la nueva era debe ser edificada y que deben ser anclados en la conciencia humana antes de que se puedan manifestar.

Segunda: La necesidad de correctas relaciones humanas, que no pueden ser establecidas más que por la generación y distribución a escala mundial de la energía de la buena voluntad.

Tercera: La necesidad de abordar los problemas mundiales que obstruyen el camino del progreso humano. Mientras que el hombre no comprenda la verdadera naturaleza de estos problemas, éstos no se podrán resolver, y esta comprensión llama a una campaña de educación continua.

Tales son las tareas que todos pueden compartir, y como nadie puede decirle a otro como debe servir, es esencial señalar que la necesidad presente está, para los servidores dedicados, en todos los campos de la actividad humana, que cooperan con el Plan divino que trata de manifestarse en los asuntos mundiales.

NACIONES UNIDAS Y LOS DERECHOS HUMANOS

"Cuando la necesidad de dar a conocer una serie de objetivos, hacia los cuales se deben esforzar los gobiernos y los pueblos del mundo, las Naciones Unidas o sus agencias especializadas pueden adoptar una declaración o una recomendación. Cuando es posible poner una serie de criterios precisos e incorporarlos en un nivel legal, una convención internacional puede ser adoptada. Las convenciones sólo comprometen a los Estados que se han convertido en partes integrantes de ellas."

Actualmente, se han negociado más de sesenta declaraciones y convenios de derechos humanos en las Naciones Unidas. A continuación presentamos una pequeña selección:

Las Declaraciones

1948 Declaración Universal de los Derechos Humanos
1959 Declaración de los Derechos del Niño
1963 Declaración para la Eliminación de toda Forma de Discriminación Racial
1967 Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación de la Mujer.
1974 Declaración Universal para la Eliminación del Hambre y de la Malnutrición
1984 Declaración del Derecho de los Pueblos a Vivir en Paz
1986 Declaración del Derecho a un Correcto Desarrollo
1993 Declaración para la Eliminación de toda Violencia contra la Mujer
1999 Declaración y Programa de Acción de una Cultura de la Paz
2000 Declaración de las Metas del Milenio de las Naciones Unidas
2001 Declaración del Compromiso en contra el Sida

Las Convenciones (las fechas indican cuando entraron en vigor)

1951 1951 La Convención sobre la Prevención y Castigo de los Crímenes de Genocidio. Actualmente 133 estados forman parte.
1957 La Convención Complementaria sobre la Abolición de la Esclavitud, el Comercio de Esclavos y de las Instituciones y Prácticas Semejantes a la Esclavitud. 119 estados forman parte.
1969 La Convención Internacional para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial. 169 estados forman parte.
1976 Convención Internacional sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales. 149 estados forman parte. .
1976 Convención Internacional sobre los Derechos Civiles y Políticos. 152 estados forman parte.
1981 La Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación de la Mujer. 177 estados forman parte.
1987 La Convención contra la Tortura y otros Tratos o Castigos Crueles, Inhumanos o Degradantes. 136 estados forman parte.
1989 La Convención sobre los Derechos del Niño. 192 estados forman parte
2003 Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de los Trabajadores Inmigrantes y los Miembros de sus Familias. 26 estados forman parte.

UN LLAMADO A LA ACCION

"Nuestra era, que con frecuencia ha sido tan cruel, se puede ufanar de haber presenciado el nacimiento del movimiento universal de los derechos humanos. En todos los campos de la vida, valientes individuos se han declarado a favor de sus hermanos reducidos al silencio mediante la opresión o la pobreza. Su lucha ha trascendido todas las fronteras y su arma es el conocimiento… Defender los derechos humanos significa, sobre todo, llevar a la luz los crímenes más secretos. Significa tratar de descubrir y atreverse a hablar con completa objetividad, algo que exige valentía y en ocasiones, heroísmo…

Las Naciones Unidas sabe que, para que los derechos humanos sean totalmente reconocidos y respetados, se requiere de la comprensión y apoyo de todos”. (Javier Pérez de Cuéllar)

Los hombres y mujeres de buena voluntad que desean participar activamente en fortalecer y poner en práctica la obra de las libertades y derechos humanos fundamentales pueden contactarse con las Asociaciones de Naciones Unidas locales o regionales, o con cualquiera de los. Numerosos centros de información de Naciones Unidas, las Agencias gubernamentales apropiadas y las organizaciones privadas que pueden informarles sobre las actividades locales.

BUENA VOLUNTAD MUNDIAL

Este folleto es distribuido por Buena Voluntad Mundial, que es un organismo fundado en 1932, con el fin de establecer correctas relaciones humanas y resolver los problemas de la humanidad por medio del poder constructor de la Buena Voluntad. Las actividades de Buena Voluntad Mundial son básicamente de tipo educativo e incluyen:

  • Consejo y asistencia a los individuos, hombres y mujeres, con el fin de acrecentar su eficacia en el servicio.
  • Cooperación con otras organizaciones y grupos de organizaciones que se mueven en el seno del servicio mundial.
  • Sostener el trabajo de Naciones Unidas y de sus agencias especializadas, como la gran esperanza por un futuro mejor para la humanidad.
  • U n programa de educación mundial efectuado con la ayuda de folletos, cuadernos de estudio, comentarios y boletines trimestrales, encuentros e información sobre el trabajo constructor de los hombres y mujeres de buena voluntad.

Para más información pueden escribir a:

20 Wall Street
24th Floor
New York NY 10005
U.S.A.
Suite 54
3 Whitehall Court
London SW1A 2EF
U.K.
1 Rue d Varembè (3é)
Case Postale 31
1211 Ginebra 20
Suiza

BUENA VOLUNTAD MUNDIAL es una actividad de LUCIS TRUST,
una organiacion educativa no lucrativa fundada en 1922.