Lucis Trust / Actividades de... / Buena Voluntad... / Buena Voluntad... / El Trabajo de la Jerarquía Espiritual del Planeta  

El Trabajo de la Jerarquía Espiritual del Planeta

El Trabajo de la Jerarquía Espiritual del Planeta

El aspecto más evidente y más importante de la acción jerárquica hoy es la preparación empezada desde ahora del retomo de la Jerarquía a un plano exterior de actividad. Es pues importante que cada vez más gente conozca la realidad de la Jerarquía y sepa qué clase de hombres son realmente los Maestros de Sabiduría.

La Naturaleza de la Jerarquía Espiritual

La Jerarquía espiritual del planeta está constituida por el conjunto de aquellos que han triunfado de la materia, que han alcanzado la maestría de sí mismos pasando por el mismo sendero que los individuos que lo huellan actualmente. Estas personalidades espirituales se han batido y han luchado por la victoria y la maestría en el plano fisico. Han combatido las miasmas, las brumas, los escollos, las dificultades y las penas de la vida cotidiana. Han subido cada peldaño de la vía del sufrimiento, han vivido cada experiencia, han superado cada dificultad y han ganado. En eso es donde radica su derecho de servir, la fuerza y la verdad de su relación con una humanidad que aún lucha. Conocen la quintaesencia del sufrimiento y pueden llegar a adaptar sus métodos precisamente a la necesidad de los individuos. Sé caracterizan por un amor permanente, que actúa siempre para el bien del todo, por un conocimiento adquirido a través de la vida, por una experiencia fundada en la evolución de la época, por el valor que resulta de esta experiencia, por una intención iluminada, inteligente y ajustada al objetivo del Logos planetario y por una voluntad dinámica que no permite ninguna interferencia con la eventual exteriorización de este objetivo divino.

La Jerarquía espiritual es el resultado de la actividad humana, de su aspiración y su éxito; ha sido creada por y para la humanidad. Los miembros de la Jerarquía han conseguido un control completo de la personalidad, del yo inferior. Ya no están centrados en la conciencia individual sino que han entrado en una más amplia conciencia de la vida del grupo planetario que incluye todos los niveles, desde el débil sentido de la responsabilidad social en el hombre o la mujer que dan sus primeros pasos en el sendero de la madurez espiritual, hasta la comprensión inclusiva de Cristo mismo.

Los miembros de la Jerarquía son los Maestros de Sabiduría. Exactamente lo mismo que el grado de Maestro en el campo universitario indica que una persona ha alcanzado una capacidad o la maestría en un campo particular del saber humano, el Maestro de Sabiduría es alguien que por el dominio de sí mismo ha alcanzado la maestría de la totalidad de la evolución humana. A causa de su predisposición natural e individual a ciertas clases de trabajo, cada uno aporta una contribución particular para hacer progresar a la humanidad en uno de los 7 principales campos del trabajo mundial: político, religioso, educativo, científico, filosófico, psicológico económico.

El Trabajo de la Jerarquía

Los Maestros son un grupo mundial de responsables, de adeptos competentes en las diversas esferas de trabajo del mundo moderno, organizados en una tupida red de comunicación en el mundo con representantes en todas las naciones, tanto en el Este como en el Oeste y que trabajan en la más estrecha cooperación.

La organización jerárquica superior comprende tres divisiones mayores: una tiene la responsabilidad del progreso político mundial o del gobierno en su verdadero sentido; la segunda tiene la responsabilidad de la enseñanza en sus 3 aspectos: educación, religión y salud; una tercera división tienen la responsabilidad de todo el progreso económico, de la industria, las relaciones entre el trabajo y el capital, los descubrimientos científicos, las finanzas y se extiende a todos los ámbitos, a la cultura intelectual y a las artes. Esta 3ª división es la más amplia de las tres con diferentes departamentos de trabajo.

Los Maestros de Sabiduría son mucho más prácticos y realistas que los más eficaces responsables de importantes negocios de nuestro mundo moderno. Tienen mucho más poder y afectan mucho más los acontecimientos mundiales que los dirigentes más poderosos de una nación o de un gobierno en el mundo. Estudian constantemente los asuntos humanos, vigilando las tendencias y proyectos humanos para la mejora del mundo.

Los Maestros trabajan según el plan y son conocidos como «Los Guardianes del Plan». El Plan vale para todos los hombres en todas partes del mundo; se realiza por el poder invocatorio de la evolución misma.

Trabajan bajo la Ley y nunca ejercen presión sobre la humanidad. La libertad individual y muy especialmente la libertan mental nunca es violada.

Todo lo que es verdaderamente bueno para la humanidad como un todo es una ayuda legítima para su trabajo y corresponde al objetivo fundamental del Plan mismo. Por ejemplo, el establecimiento de justas relaciones humanas entre las razas, las naciones y los grupos de todas clases, la substitución de la competición por la cooperación en todos los departamentos de los quehaceres humanos; el desarrollo del reconocimiento y la utilización del poder de la buena voluntad.

Desde el siglo XV, el trabajo ha ido avanzando por la exteriorización de discípulos mayores, cualificados y entrenados para trabajar en estos campos precisos. Un gran número de estos discípulos apareció poco más o menos en la misma época, a veces en diferentes partes del mundo, trabajando separadamente pero produciendo un efecto en la conciencia humana. Hoy día, todo el trabajo está reunido y coordinado en un esfuerzo mundial de grupo y los miembros mayores de este grupo que son responsables de la puesta en práctica del Plan en estos diversos campos han sido llamados el NGSM.

Los resultados del trabajo llevado a cabo en estos 7 campos son evidentes.

a) El nivel de la inteligencia humana en su conjunto ha sido elevado y la mente de la gente está generalmente más activa en todas las razas y en todas partes. La Humanidad ha progresado hacia un estado donde un público inteligente puede discutir los problemas mundiales.

b) Las separaciones y divergencias fundamentales no reconocidas hace 500 años son reconocidas desde ahora como negativas y se buscan remedios.

c) a interrelación mundial, la intercomunicación y la interdependencia económica han sido alcanzados, lo que garantiza la unidad mundial última.

d) El progreso realizado de los viejos métodos e ideas hacia los nuevos, ha producido una división natural de los hombres y mujeres inteligentes en dos actitudes fundamentales y generales, los conservadores y los progresistas. Esto se produce en todas las esferas de los asuntos humanos, provocando comparaciones esclarecedoras que ofrecen la ocasión de elegir y así ocasión
de mejorar.

Dos Necesidades Fundamentales

Un importante obstáculo del Plan es la inercia espiritual de los hombres de buena voluntad Hay dos necesidades fundamentales hoy en día: la de trabajadores entrenados y una financiación adecuada. La Jerarquía trabaja por medio de sus discípulos y colaboradores en todos los países y nunca antes ha habido tanto empeño para adaptarse a esta función en el mundo como «transmisores del Plan», nunca antes ha habido una integridad interiortan fuerte y una relación subjetiva tan poderosa entre los trabajadores de todos los ámbitos en el mundo entero. Por primera vez en la historia hay un grupo mundial coherente; pero la necesidad de trabajadores entrenados nunca ha sido mayor, más amplia y más urgente que ahora.

Cuando el trabajador jerárquico es un trabajador avanzado, es consciente del principio que lo guía y coopera concienzudamente con los planes de la Jerarquía. Tales trabajadores reúnen a su alrededor a otros que trabajan en la misma dirección, en una comunidad de intereses y una convicción humanitaria. Es posible que no sean conscientes de una dirección jerárquica o de un objetivo espiritual, excepto del reconocimiento de que aman a sus semejantes, y este amor condiciona todo lo que hacen y motiva cada uno de sus esfuerzos. Desde el punto de vista del Maestro, pueden ser alcanzados, impresionados y dirigidos y así son definitivamente accesibles.

La segunda necesidad fundamental es la de la financiación adecuada del trabajo jerárquico. El problema crucial del trabajo espiritual es que el mundo de hoy es un mundo financiero. Es necesario que los trabajadores reconozcan que el dinero es la consolidación de la energía viviente de la divinidad y que cuánto mayores sean la realización y la expresión del amor, más libre será el influjo de lo que es necesario para hacer avanzar el trabajo. Queda aún para el aspecto cristalizado de esta energía de inteligencia creadora que es el dinero, para ser utilizada a gran escala a fin de que el trabajo de la Jerarquía espiritual progrese. Es a este nivel y en relación con el dinero como la gran prueba de la buena voluntad del individuo, del grupo o de la nación se manifiesta.

La llegada del Reino de Dios, la preparación de la venida de Cristo y la salvación de la humanidad exigen valor, organización, sentido de los negocios, psicología y tesón. Necesita trabajadores entrenados y mucho dinero. Requiere un agudo sentido de los negocios en el plano fisico, un sentido común práctico, el cese de una presentación constante de un futuro maravilloso en un paraíso mítico. Demanda trabajadores que posean una visión a largo plazo, que utilicen métodos de negocios inteligentes y programas cuidadosamente estudiados.

Toda la humanidad, sea cual sea su lugar de residencia, el color de su piel, su religión, reclama paz, educación, justicia y seguridad económica. Una justa utilización del dinero y una toma de conciencia de la responsabilidad financiera de cada uno, fundada en valores espirituales harían posible todo esto rápidamente. La oportunidad principal reside en los que ya detentan los recursos financieros del mundo y en la masa de personas positivas en el mundo entero y en todas las esferas de influencia. El poder del individuo todavía no se comprende verdaderamente. Hay una gran oportunidad ante todos nosotros, pero requiere valor, paciencia y una comprensión amorosa para hacer el trabajo necesario.

Los trabajadores, los jefes de grupos, los dirigentes de organizaciones, los pensadores y los hombres y mujeres de buena voluntad en todas partes del globo pueden compartir este trabajo a condición de que su mente esté abierta y focalizada en el mejoramiento del mundo.

Un Programa de Acción

Los importantes pasos siguientes pueden ser realizados por los individuos y los grupos que reconocen la realidad de la Jerarquía espiritual y la presencia de Cristo, que ayudarán al trabajo de puesta en práctica del Plan:

1. Desarrollen el sentido de la responsabilidad individual.

2. Desarrollen el espíritu de buena voluntad y evóquenlo en los demás. Expresen amor real en todas las relaciones.

3. Estudien y reflexionen en las diversas propuestas hechas por los dirigentes y pensadores sobre los problemas del mundo.

Cultiven una opinión inteligente fundada en la buena voluntad, en lo que crean que debe hacerse después de haberlo estudiado. Discutan estas ideas en su casa, entre amigos y en sus relaciones. Consideren tales discusiones como un servicio.

Reúnan a gente para discutir y estudiar los problemas del momento y las necesidades futuras. Si al menos dos personas cooperan con ustedes, este esfuerzo será un medio para ayudar a cambiar el pensamiento delmundo.

4. Encuentren y estudien los métodos, técnicas y objetivos de los diferentes grupos y organizaciones preocupados por la reconstrucción del mundo. Establezcan relaciones de servicio y amistad con ellos lo más posible. Descubran a los hombres y mujeres de buena voluntad en su comunidad y cooperen en lo que hacen.

5. Detrás del propósito del mundo permanece Aquel que está en su origen, el Autor de su Plan, su Energía motivadora, su Voluntad central, su Creador vivo, su Dios. Utilicen la oración y la meditación para alcanzar este punto de Vida central y así fusionarse con los objetivosdivinos .

6. Comiencen primero por dejar a un lado las sumas de dinero que pueden ser ahorradas y acumuladas para el trabajo jerárquico. Este ahorro organizado y planificado les permitirá asumir su parte del trabajo sin poner una indebida carga sobre los demás. Eso les permitirá responder inmediatamente a la necesidad real cuando aparezca.

El texto de este folleto es una adaptación de los libros "Iniciación Humana y Solar" y "Exteriorización de la Jerarquía" de Alice Bailey. Están disponibles en las direcciones de más abajo (a continuación, más adelante)

Este folleto les llega como actividad de servicio de BVM. BVM es una rama de Lucis Trust, que trabaja para crear una opinión pública informada fundada en valores espirituales. Ofrece gran número de proyectos educativos mundiales y de servicio de buena voluntad. Es trabajo se financia únicamente por donaciones voluntarias de las personas interesadas.

Las ofertas de ayuda para la distribución de este folleto son bienvenidas.