Lucis Trust / Escuela Arcana / Doce Festivales... / Géminis / Alocución del Festival de Cristo  

Alocución del Festival de Cristo

El texto que sigue es una alocución dada por un miembro del personal de la Sede Central de Lucis Trust en una de nuestras reuniones públicas. El propósito de estas breves charlas es preparar la mente del grupo para el trabajo real que debe realizarse –la meditación grupal. Esta charla puede ser usada por los individuos y los grupos que deseen colaborar con este servicio.

Queridos amigos, bienvenidos. Hoy estamos reunidos para celebrar el Festival de Cristo, este gran ser espiritual, que es la cabeza de la Jerarquía Espiritual de nuestro planeta, es llamado “El Maestro de todos los Maestros y el instructor de ángeles y de seres humanos”; es el “Instructor Mundial”.

Desde 1952 la Luna llena de Géminis se ha convertido también en el Día Mundial de Invocación y festival de Buena Voluntad. Este festival pone culminación a los esfuerzos emprendidos y realizados en los festivales de Pascua y Wesak, es decir, las energías que el Cristo ha recibido en Wesak son liberadas hacia la humanidad para elevar la conciencia humana hacia valores más elevados de amor, tolerancia, cooperación, fraternidad y buena voluntad.

Numerosas personas en todas las partes del mundo se reúnen hoy para celebrar este festival, meditar y utilizar la “Gran Invocación” en diferentes lenguas y dialectos; esto establece un campo de fuerza magnético e invocativo atrayendo las energías de luz, amor y voluntad al bien alcanzando la conciencia humana e irradiando a todas las mentes y corazones.

Durante los festivales espirituales se produce una especial oportunidad para poder colaborar de forma más eficaz en canalizar las energías que emanan de las cualidades astrológicas del momento ya que durante el plenilunio es cuando llega más directamente y sin interferencias la energía solar, que es la fuente de energía de toda vida en la Tierra. Participando con este canal espiritual de alineamiento entre shamballa, la jerarquía y la humanidad; creando este puente de luz, de amor y de sabiduría, participamos en su exteriorización en el plano físico, convirtiéndonos en co-creadores conscientes.

Guardemos unos momentos de silencio uniéndonos subjetivamente y focalizándonos en el amor vertido hacia toda la humanidad, durante este plenilunio de Géminis.

Digamos todos juntos la afirmación del Amor

En el centro de todo Amor, permanezco
Desde ese centro, yo el alma, surgiré
Desde ese centro yo el que sirve, trabajaré
Que el Amor del Ser Divino se derrame por todas partes,
En mi corazón, a través de mi grupo y al mundo entero

OM

Géminis es la historia del crecimiento del ser humano hacia la madurez espiritual y de cómo gradualmente el control del alma se ejerce sobre la personalidad y la materia. Es un signo de aire, así que inaugura cambios y lleva nuevas ideas que inundan al mundo, emergen nuevas y desarrolladas líneas de acercamiento a la verdad espiritual y es la fuerza que provoca los cambios necesarios para la evolución de la conciencia crística. Es el signo de los mensajeros de Dios y que a través del transcurso de las épocas han venido a la Tierra aportando más luz y visión hacía el desarrollo de una conciencia más amplia y un crecimiento espiritual del ser humano.

Es la representación del caminante interno en la búsqueda de la sabiduría interna, que primero pasa por la ceguera ante lo divino, ya que busca durante mucho tiempo centrado en la parte material, y con el tiempo comprende que es desde un plano más elevado, el plano de la mente, que debe buscar para alcanzar la sabiduría. Cuando siguiendo en la búsqueda de la sabiduría atraviesa el espejismo y la ilusión, creyendo que la divinidad está en el exterior y dándole todo el poder a los maestros externos que en realidad conducen a la esclavitud y a la renuncia del propio poder divino, es en el dolor de esa esclavitud que resuenan en el interior las palabras que “La verdad está en el interior de uno mismo”. En el reconocimiento del verdadero Yo, comprende el significado de la antigua máxima “conócete a ti mismo” para poder liberarse de las cadenas externas que ha forjado por tanto tiempo.

La nota clave en Géminis dice “ Reconozco mi otro yo, y en la decadencia de ese otro yo, resplandezco y crezco”; en este signo se vive la dualidad entre la forma y el alma, entre el yo personal que hasta el momento trabajó por libre y por separado reconociéndose sólo a sí mismo, y el reconocimiento del verdadero “Yo” el “Yo Superior” que trabaja y vive en la intención clara y direccionada hacia la expresión del amor en el plano físico, relacionando y fusionando los mundos externo e interno, materia y espíritu en Uno.

Así que perseverando en la búsqueda hacia el verdadero Yo, se dan los primeros pasos para “aprender a servir” y comprender que el camino hacia la sabiduría está siempre marcado por el Servicio. A medida que se encuentra y vive el sufrimiento de los demás, se va aprendiendo a auxiliar ese dolor ajeno y comprendiendo que es a través del amor, lo que nos permite ir aprendiendo a dar servicio. Y convertirnos en verdaderos servidores.

En un pasaje de Rayos e Iniciaciones (pág.78) dice: “ El hombre está captando firmemente ciertos grandes conceptos. Grandes esperanzas toman forma y se convertirán en el diseño de la vida humana. Grandes conjeturas se trasformaran en teorías experimentales y posteriormente llegarán a ser hechos comprobados. Dos cosas están sucediendo detrás de esto:

Los hombres reciben estímulo y son llevados a un punto de necesaria tensión que (como resultado de una crisis) debe poner a un gran avance en el Sendero de Evolución.

Segundo se está llevando a cabo un proceso de reorientación que oportunamente permitirá a la masa humana presentar un frente unido sobre los puntos de vista considerados hasta ahora como nebulosas visiones de los inteligentes y optimistas soñadores. Una gran conmoción y movimiento está en marcha. El mundo de los hombres se agita en respuesta a la afluencia de energía espiritual. Dicha energía ha sido evocada por la inconsciente e inaudible demanda de la propia humanidad. La humanidad –por primera vez en la historia- ha llegado a ser espiritualmente invocadora.”

Sabemos que el mundo actual está en crisis, prueba patente la encontramos en todas las partes del planeta y expresándose de distintas formas. Pero, si exploramos o damos un vistazo a los pasos que se dan en conciencia en los diferentes ámbitos de la actividad humana, vemos el compromiso de todo tipo de asociaciones y ciudadanos de todas partes con el fin de construir proyectos y encontrar soluciones dirigidas hacia el bien común y en el crecimiento hacia la conciencia de Una humanidad en nuestro hogar común, el planeta Tierra.

Y buscando algunos ejemplos, vemos que en el campo de la–servicio de la tierra- ecología, encontramos por ejemplo a Vandana Shiva licenciada en Fisica, filosofa y ecologista e inspirada por el espíritu pacifista de Gandhi, toma la iniciativa y pone en marcha proyectos para una agricultura no violenta, para la protección de la biodiversidad, crea cincuenta bancos de semillas comunitarios afectando a más de quinientos mil agricultores, crea un centro de aprendizaje para la conservación de la biodiversidad, recibiendo el premio Nobel alternativo. Haciendo todo esto dentro de un espíritu de religiosidad o espiritualidad hindú “Vivir en un mundo real reconociendo las grandes leyes del cosmos….es necesario osar para ir hacia los potenciales más elevados del hombre!! Existen principios universales y nuestro deber como humanos es despertar a estas leyes de la Creación”.

Dentro del campo económico han surgido por ejemplo las monedas complementarias y alternativas, como “Meures” en la Drome, “Bogue” en Ardeche, le “Wir” en Suiza, el “chavico” en Granada, el “Rubi” en Málaga que se utilizan en muchos países del mundo, se estima que unas cinco mil, muchas veces también llamadas “monedas sociales” ya que permiten hacer intercambios económicos en función de ciertos valores sociales, de justicia social y de ecología. Dentro del mismo espíritu se han desarrollado también sistemas de intercambio de servicios entre las personas, con la finalidad, no de enriquecerse sino más bien de compartir las experiencias y el saber en vistas de una vida mejor para todos. Así también encontramos otros ejemplos como el comercio Justo, para hacer posible que a los pequeños productores les sean rentables sus productos, mientras que a la otra parte del mundo se nos garantizan productos de calidad y que a la vez estos sostienen las economías y comercios de otros pueblos, y con el respeto ético al trabajo de otros seres humanos.

Los microcréditos fundados por Muhammad Yunus, con espíritu de ayudar a la población más desfavorecida para poder crear pequeñas empresas, micro economías y así salir de la pobreza, en la actualidad han ido evolucionando y perfeccionándose y tenemos organizaciones de microcréditos y economía solidaria funcionando por todo el mundo y por nombrar algunos ejemplos Microfides fundación de microfinanzas y desarrollo en Ecuador, Oiko credit en Euskadi, Idepro en Bolivia, Oxus Microfinance en Tayikistán.

En definitiva vemos que es la implicación de los pueblos y sus ciudadanos con los detalles cotidianos lo que permite realizar cambios en conciencia en la sociedad. Para cambiar el mundo es necesario que cambiemos cada uno de nosotros en nuestros pensamientos, sentimientos y por lo tanto en el modo de vida. Cambiar nuestros detalles de la vida cotidiana, permitirá cambiar para un mundo mejor. Y otro de los signos que vemos en la población, es que se ha convertido en algo habitual el hacer un trabajo de desarrollo personal, buscar la paz interior a través de la religión o la espiritualidad y utilizar de manera habitual la meditación como forma de unir la vida personal con la vida interna o espiritual en sus distintas formas, por ejemplo meditación Budista, Zen, Sufi, Mindfulness, y por supuesto también la meditación ocultista. Todo ello son signos claros de la toma de conciencia que va cogiendo paulatinamente la humanidad hacia el encuentro del verdadero Ser espiritual.

Pero es necesario dar un paso más allá, sintiendo y estando en esa unión interna con todos los otros seres humanos, con el fin de invocar la divinidad y evocar en la conciencia humana el desarrollo de las cualidades divinas, y abriendo la conciencia de lo individual a la conciencia grupal. Es con este propósito que personas de todas las convicciones y tendencias religiosas se unen utilizando la belleza y el poder de la Gran Invocación.

Con el propósito de impulsar el desarrollo evolutivo humano fue difundida la Gran Invocación. El proceso natural y la tendencia evolutiva es de abrirse camino de la oscuridad a la luz, de lo irreal a lo real, de la muerte a la inmortalidad y que es inherente a todas las formas, conteniendo la semilla de la invocación a lo superior, la aspiración y la demanda de lo más elevado para contactar y ampliar la propia conciencia hacia planos superiores. Y para ello en esta era se le entregó a la humanidad la Gran Invocación que es una herramienta para que pueda invocar y preparar la reaparición de Cristo y también abrir la conciencia de la raza humana hacia un profundo cambio, donde la nota dominante será la expresión de los valores espirituales en las relaciones humanas.

Con estas reflexiones pasemos a meditar sobre la nota clave de Géminis, “ Reconozco mi otro yo, y en la decadencia de ese otro yo, resplandezco y crezco”.

Festival de Cristo - Plenilunio de Géminis
Ginebra – 2 de Junio de 2015,
Ma. Antonia Massanet