Lucis Trust / Escuela Arcana / Doce Festivales... / Géminis / Alocución del Festival de Cristo  

Alocución del Festival de Cristo

El texto que sigue es una alocución dada por un miembro del personal de la Sede Central de Lucis Trust en una de nuestras reuniones públicas. El propósito de estas breves charlas es preparar la mente del grupo para el trabajo real que debe realizarse –la meditación grupal. Esta charla puede ser usada por los individuos y los grupos que deseen colaborar con este servicio.

FESTIVAL DE CRISTO
PLENILUNIO DE GÉMINIS

Queridos amigos bienvenidos, hoy estamos reunidos celebrando el Festival de Cristo, cargo cósmico de este gran ser espiritual, haciendo cabeza a la Jerarquía Espiritual de nuestro planeta, es llamado “El Maestro de todos los Maestros y el instructor de ángeles y de seres humanos” es el “Instructor Mundial”.

Desde 1952 la Luna llena de Géminis se ha convertido en el Día Mundial de Invocación y Festival de Buena Voluntad, este festival pone culminación a los esfuerzos emprendidos y realizados en los festivales de Pascua, y Wesak; es decir las energías que el Cristo ha recibido en Wesak son liberadas hacia la humanidad para elevar la conciencia humana hacia valores más elevados de amor, tolerancia, cooperación, fraternidad y buena voluntad.

El estar centrados y alineados tomando conciencia de estas energías, nos permite colaborar conscientemente; permite captar, asimilar y participar en la distribución, consagrarse ofreciendo a la humanidad la luz y el amor recibidos expresados en forma de servicio consciente.

Numerosas personas en todas las partes del mundo se reúnen hoy para celebrar este festival, meditar y utilizar la “Gran Invocación” en diferentes lenguas y dialectos; esto establece un campo de fuerza magnético e invocativo atrayendo las energías de luz, amor y voluntad al bien alcanzando la conciencia humana e irradiando a todas las mentes y corazones.

Guardemos entonces unos momentos de silencio uniéndonos subjetivamente y focalizándonos en el amor vertido hacia toda la humanidad, durante este plenilunio de Géminis.

Digamos todos juntos la afirmación de la Voluntad:

Permanezco en el centro de la Voluntad de Dios
Nada desviará mi voluntad de la Suya
realizo esa voluntad con el amor
me dirijo hacia el campo de servicio
Yo, el divino Triángulo, cumplo esa voluntad
dentro del cuadrado y sirvo a mis semejantes

OM

Durante los festivales espirituales se produce una especial oportunidad para poder colaborar de forma más eficaz en canalizar las energías que emanan de las cualidades astrológicas del momento ya que durante el plenilunio es cuando llega más directamente y sin interferencias la energía solar que es la fuente de energía de toda vida en la Tierra. Participando con este canal espiritual, de alineamiento entre Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad, creando este puente de luz, de amor y de sabiduría; participamos en su exteriorización en el plano físico, convirtiéndonos en co-creadores conscientes.

En la constelación de Géminis se pone de manifiesto la dualidad, hay dos estrellas, llamadas por los griegos Cástor y Pólux o los Gemelos, estas personifican dos grupos mayores de estrellas, las Siete Pléyades y las Siete estrellas de la Osa Mayor, que son las dos constelaciones al norte alrededor de las cuales nuestro Universo parece girar y que representan a Dios, el Macrocosmos. Cástor y Pólux son la representación del microcosmos el ser humano, Cástor es el gemelo mortal la personalidad y Pólux el gemelo inmortal el alma así Géminis nos cuenta la historia del crecimiento del ser humano hacia la madurez espiritual y como gradualmente el control del alma se hace sobre la materia.

También llamadas Apolo y Hércules, Apolo es el Dios Sol y Hércules aquel que viene a trabajar, Dios trabajando en la forma, el Hijo de Dios.

Géminis es el Tercer Gran Portal, donde Hércules tiene que encontrar el árbol sagrado, el árbol de la sabiduría y que en él crecen manzanas de oro, lo que se le exige en esta prueba es desarrollar el poder de buscar sin desmayo, ni decepción y adquirir perseverancia; para atravesar este portal pasa por diferentes pruebas que son las mismas que pasa el caminante interno en busca de la sabiduría interna, primero pasa por la ceguera ante lo divino, su búsqueda esta centrada en la parte material y así busca largo tiempo, cuando al tiempo comprende que es desde un plano más elevado que debe buscar y que le conducirá a la sabiduría, es desde el plano de la mente. Cuando siguiendo en su búsqueda de la sabiduría atraviesa el espejismo y la ilusión, creyendo que la divinidad esta en el exterior y cae en el error de dar el poder y de creer en los maestros externos que le conducen a la esclavitud y renuncia de su propio poder divino, y es en el dolor de esa esclavitud que resuenan las palabras que en algún momento había aprendido (Trabajos de Hércules pág. 62)”La verdad está en ti mismo. En ti hay un poder, una fuerza que yace allí, el poder que es la herencia de todos los hijos de los hombres que son los hijos de Dios”, entonces comprende y se libera de las cadenas externas que había forjado y persevera en su búsqueda, encontrándose con la prueba de saber parar en el camino para auxiliar el sufrimiento de los otros, que le pone en los pasos de “Aprender a servir” , continuando su búsqueda es cuando recibe el mensaje que “El Camino hacia la sabiduría está siempre marcado por el Servicio. Y los actos de amor son hitos en el Camino” entonces comprende que es únicamente a través del servicio que se obtiene la sabiduría.

Géminis es un signo de aire, así que inaugura cambios y lleva nuevas ideas que inundan al mundo, emergen nuevas y desarrolladas líneas de acercamiento a la verdad espiritual, es la fuerza que provoca los cambios necesarios para la evolución de la conciencia crística. Es un signo de mensajeros de Dios y que a través del transcurso de las épocas han venido a la Tierra aportando más luz y visión hacia una conciencia más amplia y un crecimiento espiritual del ser humano.

La nota clave en Géminis dice “Reconozco mi otro yo, y en la decadencia de ese otro yo, resplandezco y crezco”;en este signo se vive la dualidad entre la forma y el alma, entre el yo personal que hasta el momento ha trabajo por libre y por separado reconociéndose solo así mismo, y el reconocimiento del verdadero “Yo” el “Yo Superior” que trabaja y vive en la intención clara y direccionada hacia la expresión del amor en el plano físico, relacionando y fusionando los mundos externo e interno, materia y espíritu en Uno.

El discípulo convierte el conocimiento intelectual en vivencia espiritual y sabiduría interna en el plano tangible. Ello significa reconocer y vivir desde la Presencia Interior, el verdadero Ser dándole el pleno poder en nuestras vidas, permitiendo así irradiar la luz del espíritu en la materia. La verdad oculta debe convertirse en una realidad tangible en el plano físico. El espíritu manifestado en la materia, la espiritualidad en el concreto convirtiéndose en la expresión de unas correctas relaciones humanas, del amor como la capacidad de amar a todo lo que nos rodea sabiendo que es la vida misma quien palpita y se expresa en todo lo que nos rodea, luz como la capacidad de ver con claridad y saber como participar para colaborar conscientemente en la precipitación del Plan. Y la Voluntad como la expresión de la luz y el amor Divinos a través de nuestros actos.

Es a través de nuestros propios esfuerzos que empezaremos a vivir como almas y por nuestro auto-iniciado empeño aprenderemos a servir, a ser canales de energía espiritual, que conoceremos al Yo superior más íntimamente, nuestro Cristo interior; y a través del olvido de uno mismo y perdiendo de vista el egoísmo espiritual para servir a la Humanidad. Es entonces cuando seremos capaces de buscar para saber cómo hacer para levantar la carga que llevan los Maestros.

El Festival de Cristo Día Mundial de Invocación ofrece una oportunidad única de invocación y de reflexión sobre la realidad de Cristo y el poder de la Gran Invocación. Este proporciona una afluencia espiritual desde los planos más elevados hacia la humanidad. La Gran Invocación es un mantram utilizado por Cristo por la Jerarquía y dado a la Humanidad produciendo acercamiento y alineamiento entre los tres centros Shamballa, Jerarquía y Humanidad; es por ello que a medida que la pronunciamos, la meditamos y la empleamos va produciendo cambios en nosotros mismos cambiando nuestra vibración para ir hacia una nueva conciencia más amplia reflejándose en nuestro vivir diario a través de actos y pensamientos más amorosos, inteligentes y creativos, y con la voluntad alineada hacia el bien común.

En la belleza y el poder de la Gran Invocación hay una significación muy profunda y es utilizada por personas de todas las religiones y de todas las tendencias espirituales como oración y también como formula meditativa invocando la divinidad y evocando en la conciencia humana el desarrollo de las cualidades divinas. Permitiendo abrir la conciencia de lo individual hacia la conciencia grupal.

Con el propósito de impulsar el desarrollo evolutivo humano fue difundida la Gran Invocación. El proceso natural y la tendencia evolutiva es de abrirse camino de la oscuridad a la luz, de lo irreal a lo real, de la muerte a la inmortalidad y que es inherente a todas las formas; conteniendo la semilla de la invocación a lo superior, la aspiración y la demanda de lo más elevado para contactar y ampliar la propia conciencia hacia planos superiores. Y para ello en esta era se le entrego a la humanidad la Gran Invocación que es una herramienta para que pueda invocar y preparar la reaparición de Cristo y también abrir la conciencia de la raza humana hacia un profundo cambio donde la nota dominante será la expresión de los valores espirituales en las relaciones humanas. Y como semilla de esta nota podemos observar la conciencia de que actualmente estamos más interesados que nunca y nos afectan las cosas que suceden en otras partes del mundo, de alguna manera nos sentimos implicados y ello comporta el sentimiento de poder comprender y aportar nuestros pensamientos y soluciones; a través de la creación de asociaciones u organizaciones que vemos actualmente implicadas para aportar acciones constructivas y terminar con los conflictos y sufrimientos que están sucediendo en muchas partes del mundo. También lo observamos en las acciones de algunos gobiernos y otras alternativas a través de las Naciones Unidas que intentan aportar una contribución efectiva y conjunta a través de acciones concretas y con la finalidad, que el respeto y la aplicación de los Derechos Humanos se conviertan en una realidad mundial.

En el libro “La Reaparición de Cristo”(pág.153) hace referencia a “La expansión de la conciencia humana, que tendrá lugar como resultado del inminente gran Acercamiento, capacitará a la humanidad para captar no sólo su relación con la vida espiritual de nuestro planeta, con “Aquel en Quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser”, sino que proporcionará también un vislumbre de la relación que tiene nuestro planeta con el círculo de vidas planetarias que se mueven dentro de la órbita del Sol y del círculo aún mayor de influencias espirituales que hacen contacto con nuestro sistema, a medida que éste recorre su órbita en el firmamento”.

La Ciencia de Invocación y Evocación ocupará el lugar de lo que ahora llamamos plegaria y adoración. La verdad contenida en toda invocación se basa en el poder del pensamiento y particularmente en su naturaleza, relación y aspectos telepáticos; es la inteligente organización de la energía espiritual y de las fuerzas del amor. La ciencia ha reconocido el poder de la mente para establecer una armonía telepática; el poder mental se registra hoy como energía, con la cual se puede hacer contacto, reconocer y producir una actividad recíproca. A través de la plegaria siempre hemos reconocido esto, sin tratar de explicarnos el modo por el cual se producen los fenómenos por medio de ella. La meditación es también una energía que pone en movimiento poderes, los cuales pueden eliminar ciertos aspectos del pensamiento o atraerá otros, tales como visiones, ideas y reconocimientos espirituales. A la Oración, Meditación y Culto, ahora se debe agregar la Invocación consciente, lo cual producirá una Evocación recíproca.

Con estas reflexiones pasemos a meditar sobre la nota clave de Géminis, “Reconozco mi otro yo, y en la decadencia de ese otro yo, resplandezco y crezco”.

Ginebra, 13 de junio de 2014
Ma. Antonia Massanet